13 beneficios que obtendras al realizar abdominales hipopresivos

La gimnasia abdominal hipopresiva consiste, a grandes rasgos, en liberar presión de la cavidad abdominal. Al realizar diversos movimientos y posturas, se contrae el diafragma consiguiendo un efecto de succión que provoca la contracción de los músculos que conforman la faja abdominal y la pelvis.

Al realizar estos ejercicios de forma rutinaria, se logra la reprogramación del sistema abdominal, derivando en un aumento del tono muscular y un gran número de beneficios. Los más populares están asociados al resultado estético de un abdomen plano, la solución efectiva a la incontinencia urinaria y la recuperación de la rigidez en el suelo pélvico. En el video que está a continuación, podrás encontrar más detalle de las cualidades positivas del método hipopresivo

Además de estos, existen otra serie de bondades de las que menos se habla, pero que igual constituyen grandes aportes para una mejor calidad de vida:

  1. Masaje a los órganos abdominales: La hipopresión abdominal alcanza a mover y reordenar los órganos que están en la zona, proporcionándoles un suave pero profundo masaje que mejora el funcionamiento de cada uno.
  2. Liberación de toxinas: Al ser una contracción tan potente de la musculatura, se genera una alta liberación de toxinas, mayormente a través del sudor que se segrega realizando los ejercicios.
  3. Limpieza del estómago y activación de la digestión: El metabolismo comienza a acelerarse, provocando un proceso digestivo más rápido y saludable.
  4. Mejor tránsito intestinal: Al realizar el movimiento hipopresivo, se estimulan los intestinos, promoviendo un mejor ritmo y disminuyendo el estreñimiento.
  5. Mejor circulación sanguínea: Disminuir la presión sanguínea por unos segundos, aumenta el ritmo cardíaco, provocando una mejor y más rápida circulación hasta los pies.
  6. Previene las varices: Siendo que esta técnica mejora considerablemente el aspecto circulatorio, se previene la aparición de várices y otras patologías asociadas a la irrigación sanguínea.
  7. Equilibra el sistema nervioso: Ayuda a disminuir la ansiedad, la depresión, la tensión y el estrés.
  8. Revitaliza el sistema endocrino: Nivela la producción de hormonas, manteniendo un equilibro general del cuerpo.
  9. Mejora el estado de los riñones: Realizar los ejercicios hipopresivos supone un aumento en la liberación de radicales libres que se eliminan a través de la orina, por lo que habrá extra filtrado de los riñones.
  10. Fortalece músculos de la espalda: Al trabajar la faja abdominal, se ejerce cierta presión sobre los músculos subyacentes, como lo son los de la espalda. Además, la presión negativa provoca una tracción sobre los discos intervertebrales, trayendo como consecuencia una mejor postura y la prevención de futuras dolencias asociadas a la columna.
  11. Energiza el cuerpo: La producción de endorfinas provoca una sensación revitalizante que abarca todo el cuerpo, llenándolo de energía.
  12. Mejor vida sexual: Al fortalecer el suelo pélvico, se mejoran las sensaciones en la zona genital, facilitando la sensibilidad y el control sobre los músculos perineales.
  13. Aumento de la autoestima: Las mejoras estéticas provocarán que la persona desarrolle una imagen más positiva de sí misma.

Deja tu comentario