Mejora tu vida sexual con la gimnasia hipopresiva

Mucho se ha venido hablando de los beneficios y bondades que aporta la gimnasia abdominal hipopresiva para la salud integral de las personas, en particular para mujeres luego de sus embarazos. A pesar de que no es una técnica muy antigua, se ha hecho muy popular por sus pocas contraindicaciones y por lo fácil que es llevarla a cabo.

En términos sencillos, el método hipopresivo busca fortalecer la faja abdominal realizando una presión negativa sobre la cavidad abdominal, provocando así un efecto de tonicidad sobre las fibras más profundas de la zona. Apartando el beneficio obvio del aspecto físico, los ejercicios favorecen la prevención de incontinencia urinaria, prolapsos, trastornos en la espalda e incluso enfermedades circulatorias e hipertensión. Pero existe otro beneficio clave el cual está relacionado a la mejora en el rendimiento y placer durante las relaciones sexuales.

A continuación se presentan 10 ventajas que traerá ejercitarte con la gimnasia abdominalhipopresivapara la función sexual:

  1. Mayor conciencia de los músculos perineales: La hipopresión se caracteriza por trabajar diversas posturas al mismo tiempo que se realiza un patrón de respiración. Durante el proceso de succión que se realiza en la apnea hipopresiva, se aprende a controlar los músculos del suelo pélvico, favoreciendo así la sensibilidad sexual.
  2. Aumento del deseo sexual: Los ejercicios hipopresivos favorecen la producción de hormonas relacionadas al deseo sexual, tanto en hombres como mujeres, ya que al realizar cualquier actividad física, se incrementa la segregación hormonal como respuesta al estrés que le produce al organismo.
  3. Previene la disfunción eréctil: En el caso de los hombres, ésta suele ser una causa muy común a cierta edad para desmejorar su vida sexual. Esta técnica, combinada con otras actividad físicas y un ritmo de vida saludable, ayudarán a prevenir dicho trastorno.
  4. Mayor producción de endorfinas: Para nadie es un secreto que toda actividad física promueve la producción de endorfinas, y es por eso que nos genera sensación de bienestar. Mantener este estado, nos llevará constantemente a buscar ese estímulo en busca de placer.
  5. Aumento de la vascularización en la zona pélvica y genital: Siendo que la zona genital femenina posee gran cantidad de terminaciones sensitivas, al aumentar la vascularización se incrementa la irrigación sanguínea y el tránsito de oxígeno, suponiendo una mejor función sexual e incremento del placer.
  6. Entrenamiento en pareja: Realizar los ejercicios hipopresivos en pareja será el perfecto preámbulo para aumentar el deseo sexual. Compartir este momento de actividad física puede ser percibido con cierto matiz erótico, conectando el cuerpo en movimiento con el ritmo respiratorio.
  7. Mejor rendimiento respiratorio y físico: Al realizar la apnea, se trabaja la musculatura de los sistemas inspiratorios y espiratorios. Esto trae como consecuencia que la capacidad pulmonar aumenta, a la vez que se obtiene una mejor postura corporal.
  8. Disminución de estrés: La actividad física disminuye la tensión, la ansiedad y la depresión, lo que permite desinhibir el deseo sexual.
  9. Autoestima: Tener un buen aspecto físico aumentará la seguridad en sí mismo, mejorando el autoconcepto y desarrollando una auto imagen más positiva, que para efectos del placer sexual, permite liberarse del estrés que estos complejos pudieran generar.
  10. Tono muscular en la zona pélvica: Lograr que los músculos de la zona pélvica estén rígidos supone un nivel de excitación mayor así como una actividad orgásmica superior.

Deja tu comentario