10 Ejercicios hipopresivos | Beneficios y mejores posturas

Los ejercicios hipopresivos sirven de ayuda para crear un hábito saludable en las personas. Nuevos estudios afirman que estos tipos de ejercicios pueden ser el comienzo de una nueva modalidad para el mundo del fitness. Son ejercicios que te pueden alejar de los riesgos a lesiones y efectos negativos a largo plazo en tu salud.

Los hipopresivos tienen múltiples beneficios que te impulsan a conseguir el bienestar para tu cuerpo. Cada vez son más las personas que deciden empezar a practicar estos ejercicios y notan la diferencia en sus beneficios.

Se les dice que son hipopresivos, dado que carecen de presión y tensión en el abdomen, siendo contrarios a los ejercicios habituales. Estos últimos se basan en la presión que se ejecuta dentro del abdomen, lo cual se ha comprobado que compromete el suelo pélvico. Por lo tanto, se ha comenzado a utilizar esta nueva técnica de ejercicios que incluye respiraciones y posturas específicas para su práctica.

Estos ejercicios son excelentes para la mayor parte de las personas, ya que no requieren de mucho esfuerzo. Sin embargo, no son aconsejables para las personas que sufren de hipertensión. No obstante, los hipopresivos pueden ser una gran forma de fortalecer los músculos de tu abdomen y, además, mejorar tu bienestar.


Las 10 posturas de ejercicios hipopresivos más conocidas

Si quieres empezar a practicar estos ejercicios, te recomiendo que comiences por estas posturas. Estas son las principales posturas de los ejercicios hipopresivos.

Una vez que consigas dominar estas posturas, podrás realizar todas las variaciones que existen de estas. De esta manera, lograrás hacer tu rutina de ejercicios hipopresivos más dinámica, además de poder hacer todos los ejercicios en casa.

Maya

Para realizar esta posición deberás colocarte en el suelo con los codos flexionados. También debes mantener tus tobillos flexionados y tener el fémur lo más vertical que puedas.

En esta posición realizarás las pautas de respiración y apnea que se requieren para un ejercicio hipopresivo. Esta es una postura que ayuda a la reposición de los órganos internos.

Hestia

Para realizar esta postura necesitarás sentarte con las rodillas un poco flexionadas. Además, deberás cruzar las piernas y colocar los tobillos con una ligera flexión. Después de haber conseguido realizar esta posición, se realiza el proceso de respiración y apnea procurando la apertura de la caja torácica.

Deméter

Por último, tenemos esta posición en la cual necesitarás que tu pierna derecha pase por encima de la pierna izquierda. Tus tobillos deben estar en flexión y tus brazos hacia arriba, con el brazo izquierdo por encima del derecho.

Una vez que consigas realizar la postura de forma correcta, empiezas con el proceso de respiración y apnea. Cuando te encuentres en la fase del proceso “espiración”, debes hacer un cambio en la posición de los brazos y piernas. Una vez realizado el cambio, vuelves a las pautas respiratorias.

Atenea

Atenea es una de las posturas iniciales de los hipopresivos, altamente recomendada si estás empezando y que debes de practicar siempre.

Venus

El ejercicio Venus es imprescindible en todas las rutinas de iniciación. Aprenderás a estar en bipedestación manteniendo la columna erguida y estirada en oposición a la fuerza de gravedad.

La mirada al frente y los hombros anchos al tiempo que los brazos se alargan imaginando que fueran sostenidos por una cuerda desde el techo. A partir de esta posición se realizan tres respiraciones torácicas profundas. En la tercera se expulsa el aire de forma controlada y cuando se haya vaciado por completo se abre la caja torácica en un intento por mantenerlas costillas abiertas durante diez segundos.

 

Gaia

Colócate en la posición de cuatro apoyos o cuadrupedia que muestra la imagen. Los tobillos se encuentran en dorsi-flexión, las rodillas en línea con la pelvis y las manos con los hombros. En el nivel de iniciación de las posturas cuadrúpedas de hipopresivos, el primer paso es simplemente buscar la correcta alineación de la espalda.

El sacro, dorsal y occipital se encuentran en la misma línea que discurre paralela al suelo.

 

Aura

La ejecución técnica de Aura es muy similar a la descrita para Atenea excepto la posición inicial que es de rodillas con los tobillos en dorsi-flexión. Vigila la posición de la pelvis e intenta mantener la autoelongación de la espalda, mirada al frente y la cintura escapular activa.

 

Afrodita

Afrodita es un ejercicio de nivel intermedio en el que destaca la progresión del movimiento. Desde Deméter, acercamos los talones hacia los glúteos con los pies en flex. En la apertura costal, levantamos la cadera hacia arriba.

 

Theresa

Diseñada íntegramente para realizar en una pared, supone la más avanzada y exquisita generación de ejercicios hipopresivos.

 

Artemisa

Existen multitud de variantes de Artemisa (dinámica, en espiral, asimétrica, etc)

 


¿Qué son los ejercicios hipopresivos?

Son ejercicios de respiración y postura que te permiten fortalecer la zona abdominal por medio de un sistema de ejecución rítmico. Al principio, estos ejercicios fueron pensados y creados para la recuperación del cuerpo después del embarazo.

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer sufre un deterioro en la pared abdominal. Los ejercicios hipopresivos buscan devolverle la firmeza y resistencia a esta zona para evitar efectos negativos como prolapsos.

Hoy en día, estos ejercicios se han convertido en toda una disciplina deportiva que permite fortalecer el organismo y ofrecer beneficios importantes.

Los hipopresivos son un buen método de recuperación debido a que también te ayuda con tu figura. Trabajar los músculos del abdomen te permitirá ver un poco más reducida la cintura, además de conseguir un vientre plano. Si tienes problemas con tu postura, la práctica constante te creará un hábito positivo para mejorar la postura de tu cuerpo.

 

¿Cuál es la diferencia entre un ejercicio hipopresivo y un ejercicio abdominal tradicional?

La principal diferencia que existe entre un ejercicio hipopresivo y uno abdominal tradicional es que los hipopresivos te aportan beneficios que van más allá de un abdomen marcado.

Otra diferencia es la forma en cómo se trabajan los dos tipos de ejercicios. Los ejercicios de abdominales normales se basan en una contracción de los músculos del abdomen. En cambio, los ejercicios de abdominales hipopresivos se realizan por medio de una contracción involuntaria.

Beneficios de los ejercicios hipopresivos

Cómo hemos mencionado, los ejercicios hipopresivos tienen múltiples beneficios para nuestro organismo. Entre los más relevantes se encuentran:

  • La práctica de los ejercicios hipopresivos te ayuda a reducir el perímetro abdominal. Es decir, a conseguir una cintura un poco más delgada.
  • Los ejercicios hipopresivos postparto son excelentes para la recuperación del cuerpo.
  • El suelo pélvico se fortalece con los ejercicios hipopresivos, lo cual es muy beneficioso, sobre todo en las mujeres.
  • Reduce la probabilidad de generar cualquier tipo de hernia.
  • Aporta beneficios estéticos de postura y funcionales a tu organismo.
  • Reduce y previene las lesiones tanto de articulaciones como de los músculos.
  • Previene la incontinencia urinaria, y si ya se tiene esta condición, la mejora.
  • Ayuda a estabilizar y regular las funciones cardiovasculares.
  • Regula las funciones de oxidación del cuerpo, así como el metabolismo de la persona que lo practica.
  • Protege el área lumbar y pélvica del cuerpo.
  • Aumenta la capacidad respiratoria. Esto quiere decir que se tendrá más resistencia al hacer ejercicios. También disminuirá la fatiga a la hora de ejercitarte.
  • Si sufres de dolores de espalda, estos ejercicios son excelentes para disminuirlos y eliminarlos

¿Cuáles son los ejercicios hipopresivos más eficientes?

ejercicios hipopresivosExisten una gran cantidad de ejercicios hipopresivos que pueden realizarse, algunos con un grado de dificultad más elevado que otros. Sin embargo, la práctica solo se basa en la respiración y una buena postura, las cuales pueden aprenderse con constancia.

Los ejercicios hipopresivos varían en cuanto a sus posturas, pero el proceso de respiración rítmica sigue siendo el mismo. Por ello, si te preguntas cuáles son los ejercicios hipopresivos más efectivos debo decirte que todos los son si los haces con constancia.

Ser constante es lo que te dará los resultados que esperas, así como también, la capacidad de autoevaluarse a sí mismo.

En la práctica de estos ejercicios es importante que sepamos reconocer e identificar si se está realizando de buena manera el ejercicio. Corregir la postura y hacer un buen proceso de respiración es importante. Por ello, si estás en busca de los ejercicios hipopresivos más eficientes, debes buscar aquellas posiciones que se te hagan más cómodas.

Existen ejercicios hipopresivos dónde las piernas varían su posición ya sea de rodillas o flexionadas. Además, en algunas posiciones se necesita del apoyo de una pared para poder realizar los hipopresivos de buena manera.

 

Contraindicaciones de los ejercicios hipopresivos

A pesar de sus múltiples beneficios los ejercicios hipopresivos tienen contraindicaciones. Es importante recalcar estas para evitar que se genere un efecto negativo en un ejercicio tan beneficioso.

Los ejercicios hipopresivos son recomendados para las mujeres después del embarazo, no durante. Las embarazadas no deben realizar este tipo de ejercicio, ya que puede ocasionar un efecto negativo.

En el caso de que tengan implantado un balón gástrico, deberás consultar con tu médico para que éste evalúe las posibilidades de realizar esta actividad. Cabe destacar que estos tipos de ejercicios pueden ayudarte a conseguir mayor control sobre la obesidad leve.

Los ejercicios hipopresivos pueden ayudar a conseguir mayor facilidad a la hora de perder peso después de que se implante un balón gástrico.

Consejos para realizar los ejercicios hipopresivos

Si estás decidido a realizar estos ejercicios, debes tener en cuenta estos consejos. Es importante que conozcas las pautas correctas para la realización de estos ejercicios. Por ser poco conocidos, la práctica puede que tenga ciertos errores o fallas que podemos corregir si logramos identificarlas.

  • Es importante hacer que la columna esté lo más estirada posible. Por lo tanto, debes adoptar una posición en donde tú mentón esté hacia adentro y tú coronilla lo más alta posible.
  • A la hora de hacer la respiración es importante que se contraigan los músculos de la cara lateral de las costillas. Se contraerá de tal forma que se intentará separar las escápulas de la columna vertebral.
  • Debes saber el peso de la gravedad en tus pies. Es decir, usualmente cuando estamos de pie, por gravedad, todo nuestro peso se va hacia los talones. Cuando realizamos ejercicios hipopresivos se necesita que el peso se vaya hacia las puntas de los pies, pero evitando la elevación de los talones.

Esta es una técnica en la que se debe tener mucho cuidado y mucha paciencia. Es importante realizar el proceso de apnea espiratoria cuando se tiene la posición correcta. Por ello, se recomienda que al empezar a realizar esta práctica cuentes con un entrenador que supervise tus posturas. La hora más recomendada para realizar estos ejercicios es en la mañana, lo más alejado del momento de dormir para evitar problemas con la conciliación del sueño.

Por tu parte puedes aprender mucho leyendo información sobre los ejercicios, viendo vídeos en de las posiciones e intentando con paciencia. Sin embargo, es importante que se tenga una persona experta en esto que pueda ayudarte a corregir los errores de principiante.